Al final los adultos SK, aprendemos y salimos adelante con sufrimiento como todos, pero salimos. Yo tengo 51 casi 52. Lo supe a los 25 cuando me quise embarazar… a los 17 años deje de estudiar el Latín fue demasiado para mí, fíjate el latín… para qué? Tuve bullying en la escuela en el trabajo. Tuve dos hijos de donante, que ahora tiene 21 la hembra y 17 el varón. El matrimonio se rompió a los 22 años del enlace. Pero volví a empezar… tras una relación de otros 4 años fallidos, me he vuelto  a casar. Ahora mismo tengo un trabajo estable, una nueva mujer, dos hijos, y unas ganas de comerme el mundo como si tuviera 20 años. (Los que me conocen no piensan que tenga más de 50 años, no tengo arrugas)

Y por supuesto unas ganas terribles de ayudar a que los pequeñines que tiene lo mismo que yo, superen las dificultades mucho mejor que yo. Ellos  tienen la ventaja de que vosotras, las mamas, saben que van a tener la vida un poquito más difícil, pero son tremendamente afortunados porque van a tener todo vuestro apoyo, y si fracasan les vais a ayudar para que sigan adelante.

Estoy totalmente seguro que cuando un SK se casa después de saber de su condición, tiene las mismas probabilidades de éxito que un XY, e incluso más, porque somos especiales, somos más sensibles y empáticos y cuidamos a la mujer querida como ninguno. Apreciamos y damos gracias de lo que tenemos. Somos cariñosos y fieles.

Desde la vicepresidencia de la asociación voy a hacer todo lo que este en mi mano para que esto sea así. De momento he puesto mi granito de arena desarrollando esta web, que algunos decís que está bien. Pero… tenemos mucho camino por delante. Tenemos la labor de hacer un mundo mejor para los que nos siguen.

Así que aquí dejo este…bueno era breve testimonio… aunque parece que no tanto.

Nacho Hdez.
Vicepresidente de la Asociación
47 XXY

error: Contenido Protegido